TRATAMIENTO DE OLORES No hay productos en esta categoría

Todos los cultivadores somos conscientes de la importancia de proteger nuestra intimidad frente a miradas indiscretas incapaces de entender nuestra pasión por el cultivo de marihuana. No son pocos los casos en los que descuidar este aspecto por parte del cultivador ha terminado en acontecimientos poco deseables.

Pero, cuando cultivamos, también debemos ser discretos con otro aspecto, que sin duda, nos delatará más rápidamente: los olores que genera nuestro cuarto de cultivo, que todos sabemos lo intensos y pentrantes que son, en especial en algunas variedades y dependiendo del tamaño de nuestro cuarto de cultivo y el lugar donde este ubicado.

En los cultivos de interior, debido a que son espacios cerrados, muchas veces reducidos, cuando nuestras plantas de marihuana florezcan, se producirán olores muy fuertes, que nos obligarán a ventilar la estancia, y que al ventilarlos hacia el exterior delatarán rapidamente nuestra actividad a cualquiera que esté en las inmediaciones del lugar.

Si no queremos que este olor procedente de nuestro cuarto de cultivo se convierta en una alerta sobre nuestra actividad, mal vista por muchas personas prejuiciosas, tendremos que evitar que dicho olor salga al exterior.

Afortunadamente para los que cultivamos, existen soluciones de probada eficacia como son los ambientadores, los filtros antiolores y los generadores de ozono. Los ambientadores, son la solución más económica, y aunque hay algunas marcan que los fabrican con mucha calidad y eficacia, son una solucion solo eficaz para paliar o eliminar los olores en el interior del cultivo, mostrandose por lo general poco eficaces para neutralizar el olor de marihuana en el exterior de nuestro cuarto de cultivo.

La forma mas habitual de filtrar el intenso olor de la marihuana al exterior son los filtros de carbon activo. Estos se usan en la mayoria de instalaciones, y son una medida suficiente en el caso de las mas instalaciones mas pequeñas. Estos filtros de carbon neutralizan el olor permitiendo que el aire que sale al exterior este limpio y sea inodoro.

En ocasiones, es posible que tengamos un caudal de extraccion importante debido al tamaño de nuestro cuarto de cultivo. En estos casos, es casi seguro  que la accion de los filtros de carbon es insuficiente para neutralizar el olor de las flores de marihuana de nuestro cultivo. En estos casos, tendremos que recurrir a la instalacion adicional de un generador de ozono o como comunmente se les denomina, un ozonizador.

Los ozonizadores suelene ser convenientes pero no siempre necesarios en cuartos de cultivo pequeños. Ahora bien, en instalaciones de cultivo de porte medio-grande se hacen imprescindibles. Con la generacion de ozono eliminaremos facilmente las particulas de olor, pues el poder oxidante del ozono deja el aire limpio y desinfectado. Los ozonizadores se suelen usar siempre en combinacion con los filtros de carbon, y han de ser de el mismo diametro que el extractor para que produzcan el ozono necesario en funcion del caudal de ventilacion del extractor.

El generador de ozono, como norma general, debera contar con un tubo de salida de al menos 5 metros para realizar con eficacia su cometido. Si la longitud del tubo de salida no es la suficiente, el ozono no tendrá el tiempo suficiente para realizar la oxidacion de las particulas de olor, y no conseguiremos neutralizarlo de forma eficaz.