BAJO CONSUMO Hay 4 productos.

  • El tubo PLL 55W es una lámpara que se hace ideal para enraizar esquejes o realizar el germinado de semillas de una manera fácil y sin emitir calor a nuestro cultivo.

    10,00 €
    En stock En stock
  • Las bombillas CFL Solux de crecimiento se utilizan en fase de crecimiento y aportan una luz blanca muy potente con un consumo más bajo que otros marcas.

    20,00 €
    En stock En stock
  • La bombilla CFL Solux de floración son bombillas de bajo consumo con las que podrás florecer tus plantas en un espacio pequeño sin temor de saturar a tus plantas por el calor y aumentar la producción.

    20,00 €
    En stock En stock
  • El reflector con Tubos Fluorescentes 2x55w podrá mantener tus esquejes o germinar tus semillas con la luz perfecta y sin emitir calor que pueda afectar a tus esquejes.

    50,00 €
    En stock En stock
Mostrando 1 - 4 de 4 items

Cultivar marihuana con lámparas de bajo consumo

Uno de los caballos de batalla de los cultivadores de interior, es el consumo eléctrico de los focos de alta presión de sodio, que es bastante elevado. Esto, unido a la cantidad de calor que generan estos, que a veces puede ser un problema, sobre todo en espacios reducidos y cultivos pequeños, ha llevado a muchos cultivadores a experimentar con alternativas más economicas e igualmente eficaces. De ahi la popularizacion que han experimentado las lámparas de bajo consumo, tambien conocidas como bombillas fluorescentes compactas o CFL (aunque también existen en formato de tubos fluorescentes), en los últimos años. No hay duda entre la comunidad de cultivadores de que estas lámparas durante la fase de crecimiento cumplen perfectamente con su cometido al igual que las HPS, sino mejor.


Uso de las lámparas de bajo consumo

Como ya comentabamos anteriormente, las lámparas de bajo consumo son ideales para la época de crecimiento. Su punto fuerte es que emiten una luz muy blanca con tono azulado similar a la luz del sol en primavera, lo que origina que las plantas empiezen a crecer preparandose para el verano. Al emitir muy poco calor, podemos acercarlas mucho a nuestras plantas. Podriamos afirmar que el color de esta luz y su potencia se asemeja de forma casi idéntica a la luz solar natural de la estacion primaveral. Si además tenemos en cuenta su bajo coste y su bajo consumo, es una opción a tener muy en cuenta en la etapa de crecimiento. Por supuesto, que también son óptimas para el enraizado de esquejes, germinar semillas y durante el crecimiento de la planta madre. Otra utilidad muy habitual de estas lamparas, es instalarlas en los laterales de la plantas para fomentar el crecimiento lateral de estas. Pueden combinarse perfectamente con las HPS, alternándolas y así consiguiendo bajar el calor del invernadero.


Ventajas de las lámparas de bajo consumo

Pensar que la única ventaja que tienen este tipo de lámparas es solo su reducido consumo seria un error. Pues estas lámparas y tubos fluorescentes tienen más virtudes que defectos. Usar estas bombillas reduce considerablemente el stress al que sometemos a nuestras plantas, pues con esta iluminación creamos una atmosfera muy "primaveral" dentro de nuestro invernadero. Además de ese stress inncesario que ahorramos a nuestro cultivo, a nosotros como cultivadores nos beneficia, pues nos es mucho más facil gestionar un clima homógeneo. Otra ventaja de la ausencia de puntos fuertes de calor, es que se produce menos olor y en consecuencia las cualidades organolépticas mejoran considerablemente. Además, siendo muy pequeño el indice de evaporación, tendremos que regar mucho menos, podremos conseguir tener un humedad relativa muy estable, lo que se traduce en "calidad de vida" para nuestro cultivo. A pesar de estas ventajas, no podemos obviar el uso de reflectores con este tipo de bombillas, elemento muy necesario para aprovechar "a tope" nuestros lumenes producidos. Otra ventaja que redunda en ahorro, es que las CFL no necesitan balastro, pues incorporan ya su propio casquillo.


Desventajas de las bombillas CFL

La mayor desventaja de las lámparas CFL son su zona de influencia, que es bastante menor que las lamparas HPS. Su zona de influencia abarca solamente los primeros 40 cms, que debe ir encaminado a plantas no muy altas que absorban todo su potencial de luz. Si cultivamos del mismo modo que los hariamos con lamparas HPS, no obtendremos buenos resultados.
Muchos cultivadores optan por las lamparas CFL solo en la fase de crecimiento, y como apoyo a las lamparas HPS en la epoca de floración. Pero si decidimos usar en floracion bombillas CFL deberemos cambiarlas por unas de luz cálida en esta fase. Aunque existen bombillas de bajo consumo mixtas, que sirven para las dos fases, se pierde eficacia en pro de la comodidad.


En Brotes Verdes tenemos lámparas CFL de luz blanca para la etapa de crecimiento, y de luz cálida para la etapa de floración. También, si prefieres ganar en comodidad, disponemos de lámparas mixtas que cubren ambas fases.
Te recomendamos el tubo PPL 55W para las tareas de enraizar esquejes o llevar a cabo el germinado de las semillas de una manera fácil, con un comsumo muy bajo y sin emitir calor.

Estamos a tu disposición para ayudarte en cualquier tipo de configuración de tu equipo de iluminación de interior o resolverte cualquier duda.