Restricciones de edad: El contenido de esta web es para mayores de edad. Uso de cookies: Este portal web usa cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Consúltenos por WhatsApp Aquí
Pulverizador Presión Previa 5L Ver más grande

Pulverizador Presión Previa 5L

Pulverizador de presión previa de 5L. de capacidad fabricado con plástico translúcido muy resistente. Dispone de un émbolo en la parte superior para la recarga de presión y una manguera con lanza de riego para llegar fácilmente a todos los rincones de nuestras plantas. Equipado con una correa para llevarlo colgado en la espalda.

Más detalles

PULV5

Nuevo producto

16,00 € IVA incl.

Pulverizador de presión previa para cannabicultores

Este práctico pulverizador de presión previa de 5L de capacidad con manguera y lanza de riego nos facilitará enormente la vida a la hora de realizar las fumigaciones repetitivas y necesarias para neutralizar y prevenir plagas en nuestras plantas de marihuana. Provisto de una práctica cinta para colgárselo a la espalda, y de una manguera con lanza de riego, podremos usarlo, previa carga de presión con su émbolo, para fumigar y pulverizar nuestras plantas de marihuana.

Con este fabuloso nebulizador, pensado para las ocasiones en las que nuestro huerto de cultivo consta de un considerable número de plantas,  podremos preparar 5L de compuesto para realizar nuestras fumigaciones de manera fácil y cómoda. Una vez tengamos el producto listo en el interior del recipiente, con movimientos verticales del mango ubicado en la parte superior, generaremos en su interior una presión positiva.

A continuación, solo tendremos que colgárnoslo al hombro o la espalda, y con su cómoda manguera provista de una lanza de riego podremos fumigar nuestras plantas, puediendo llegar con facilidad a las partes más inferiores y recónditas de las hojas. Esta última, es una de las grandes ventajas de la lanza de riego de este pulverizador, poder fumigar las hojas por su parte inferior. Aunque pongamos la lanza en posición invertida, no dejará en ningún momento de fluir líquido.

Con la presión acumulada en su interior por la acción del émbolo, podremos fumigar un buen rato nuestras plantas sin interrupción. Una vez la presión interior se haya igualado a la exterior, lo cual lo notaremos por la disminución de caudal a la salida, tendremos que repetir la operación de carga de presión con el émbolo, generando así de nuevo un gradiente de presión positivo en el interior, con el que ya podremos continuar con nuestra fumigación.

Gracias a que está fabricado con plástico translúcido, podremos saber en todo momento la cantidad de preparado que nos queda en su interior.

Este pulverizador, concebido para montarlo y desmontarlo con facilidad, no te dará ningún problema a la hora de llevar a cabo su limpieza, pues todas las piezas se pueden desensablar del conjunto de forma sencilla.