Restricciones de edad: El contenido de esta web es para mayores de edad. Uso de cookies: Este portal web usa cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Consúltenos por WhatsApp Aquí
Pulverizador Pistola 1L Ver más grande

Pulverizador Pistola 1L

Pulverizador manual de 1 litro de capacidad para fumigar o pulverizar nuestras plantas de marihuana. Un medio eficaz y económico de aplicar abonos e insecticidas foliarmente a nuestras plantas de maría en pequeños huertos. Su boquílla ajustable permite un fácil ajuste de la nebulización del producto. Fabricado en plástico translúcido para ver el contenido de producto.

Más detalles

PULV1

Nuevo producto

1,50 € IVA incl.

Botella pulverizadora de 1L con boquilla ajustable

El pulverizador 1L manual es un medio económico para realizar fumigaciones foliares a nuestras plantas de marihuana. Indicado para pequeños cultivos, en los que se necesita un medio rápido y barato con el que aplicar abonos e insecticidas a nuestras plantas.

Fabricado con un plástico de alta calidad, de alta resistencia y translúcido, nos permite ver su interior el contenido para saber en todo momento la cantidad de preparado que nos queda.

Gracias a su boquilla ajustable, podremos pulverizar y nebulizar más o menos el chorro, para que el abono o el insecticida aplicado, se distribuya homogéneamente por la planta.

Después de cada utilización, es recomendable someterlo a una exhaustiva limpieza, con lo que nos aseguramos de que nuestro pulverizador manual tendrá una larga vida, además de que no se mezclarán productos de anteriores fumigaciones cada vez que lo usemos.

Muchos cultivadores, puesto que es una herramienta muy económica, optan por tener varios pulverizadores, usando un pulverizador para cada producto químico, lo que facilita las tareas de limpieza, y así, no hay riesgo de que se mezclen productos.

Este pequeño pulverizador manual solo nos resultará práctico para cosechas de pequeña envergadura. En cosechas de gran porte, no nos resultará una solución eficaz, pues sería una tarea lenta, en la que tendriamos que estar recargando constantemente el pulverizador.