Restricciones de edad: El contenido de esta web es para mayores de edad. Uso de cookies: Este portal web usa cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Consúltenos por WhatsApp Aquí

SEMILLAS DE MARIHUANA 

No hay productos en esta categoría

Subcategorías

SEMILLAS AUTOFLORECIENTES

Semillas autoflorecientes

Las semillas de marihuana autoflorecientes desde el día que irrumpieron como alternativa al cultivo tradicional de cannabis no han dejado de popularizarse. Parte de esta popularidad se debe sin duda a su nula dependencia de la duración del fotoperiodo así como la facilidad y rapidez de su cultivo. Muchos cultivadores, por distintos motivos, han visto una ventaja en el hecho de que su cambio vegetativo se haga en un periodo de tiempo fijo independiente de los ciclos de luz y oscuridad.

Además, sumado a este hecho, muchos ven como valor añadido la pequeña estatura de estas plantas para situaciones de autoconsumo en que la discreción es algo a tener muy en cuenta, aunque bien es verdad, que los últimos cruces de semillas automáticas han incrementado el tamaño de estos ejemplares a la par que la producción de sus cogollos y sus niveles de THC, con lo que este tipo de plantas cada vez son más parecidas a sus homólogas de temporada.

Evolución de las semillas autoflorecientes feminizadas

Hoy en día, todavía hay una gran cantidad de cultivadores que no son muy entusiastas de usar semillas autoflorecientes, también llamadas semillas auto o semillas automáticas.

El motivo es que entre muchos cannabicultores existe la creencia de que dan plantas muy pequeñas y por lo general con poco THC. Esto, hace unos años era bien cierto, pero la realidad ha ido cambiando a medida que transcurría el tiempo y nuevas hibridaciones se iban produciendo.

Los que hemos seguido la evolución de los cultivos de las semillas auto en estos últimos años hemos podido ser testigos de las sustanciales mejoras de sus genéticas. Las semillas autoflorecientes, podemos afirmar con rotundidad que no son lo que eran en antaño, ni se diferencian ya tanto de las semillas de temporada.

¿Pero, qué son las semillas autoflorecientes?

Las semillas de marihuana autoflorecientes, también llamadas automáticas o simplemente semillas auto, son aquellas que contienen un gen de autofloración que las hace independientes de los fotoperiodos para la fase de floración.

El gen de autofloracion de las semillas de marihuana auto solo se da en la especie cannabis ruderalis, la cual produce plantas de pequeño tamaño y niveles bajos de THC.

En estos últimos años, cannabicultores expertos han conseguido aprovechar esta cualidad de floración automática independiente de fotoperiodos, y a base de cruces con otras plantas de marihuana fotodependientes que producen elevados niveles de THC y grandes envergaduras, han logrado mejorar las semillas auto aumentando las producciones y sus efectos psicoactivos de forma importante, hasta el punto de que este tipo de semillas está ganando cada día un mayor número de adeptos entre la comunidad cannábica.

Cultivo de semillas autoflorecientes de marihuana

Aunque bien es cierto que las semillas auto en el fondo no son tan diferentes de las semillas de temporada, si que tienen algunas características y peculiaridades propias a tener en cuenta.

En primer lugar, aunque las semillas auto pueden cultivarse tanto en interior como en exterior, recomendamos usarlas solo para el cultivo exterior. También pueden cultivarse en cualquier época del año, aunque lo óptimo es acometer su siembra desde marzo hasta finales de agosto.

Dependiendo de la ubicación geográfica, podemos llegar a realizar hasta 4 cultivos al año si usamos semillas automáticas, pues cada 60 a 70 días obtendremos una cosecha sin problemas.

Si decides cultivar este tipo de semillas en interior, te recomendamos ciclos de luz de hasta 20 horas diarias. También debes saber, que desde el principio de la siembra, deberás utilizar una maceta de gran tamaño, pues las semillas auto no se pueden trasplantar, pues de hacerlo, se pondrán inmediatamente a florecer antes de tiempo.

En general, las semillas autoflorecientes son perfectas para personas con poca experiencia en el cultivo de marihuana, pues requieren pocos cuidados y dan buenas producciones. Esta variedad de marihuana es popular entre los cultivadores que empiezan con pequeñas cosechas para su autoconsumo y las cultivan en balcones y espacios más bien reducidos.

En la actualidad, el panorama de las semillas automáticas es bastante prometedor, pues de hecho, ya es posible conseguir plantas relativamente similares a las de temporada en un plazo no mayor de 2 meses.

Tal cosa, no tiene mayor secreto que, un adecuado cuidado, con unos parámetros de cultivo bien elegidos y lo más óptimos posibles. Por lo general, los cultivadores que tienen un mal concepto de estas semillas por haber conseguido malos resultados son víctimas de una equivocada percepción por haber cometido negligencias o haber llevado a cabo malas prácticas de cultivo.

Consejos y pautas para plantar autoflorecientes

Como norma general, las pautas a seguir en el cultivo de las autos difiere en algún que otro aspecto de las de temporada. Veamos algunos tips para acometer con éxito el cultivo de nuestras autoflorecientes:

-En primer lugar, debemos proceder a germinar la semilla de forma correcta. Aunque existen varios métodos utilizados comúnmente, el más recomendable con diferencia del resto, consiste en utilizar una servilleta ligeramente humedecida pero sin acumulación de agua. Es importante tener cuidado con esto último, pues si no escurrimos la servilleta bien, lo único que conseguiremos será pudrir las semillas.

Una vez puestas nuestras semillas en la servilleta, la doblaremos por la mitad, de modo que quedan cubiertas tanto por arriba como por abajo. A continuación, introduciremos la servilleta en un tupper y cerraremos este para evitar la evaporación de la húmedad.

- Una vez nuestras semillas hayan germinado, plantaremos la semilla en unas macetas de 0,5 litros de tierra con la raíz orientada hacia abajo. Antes regaremos bien la tierra de la planta, para posteriormente practicar un orificio de aproximadamente medio centímetro e introducir la semilla germinada.

No debemos volver a regar de nuevo hasta que la planta asome por la tierra y pegue un pequeño estirón. Lo único que conseguiremos regando antes es que la semilla se nos mueva o se entierre. Durante este proceso es conveniente aplicarles luz con los focos las 24 horas. Además evitaremos el frío ambiental.

-Este proceso es el que seguimos habitualmente con las plantas de temporada. Ahora bien, hay una particularidad a tener en cuenta con las semillas auto, muy importante y que marca la diferencia. Se trata de transplantarla en el momento adecuado a su maceta definitiva. Debemos esperar a que la planta éste lo suficientemente estirada para hacerlo, pero sin que empiece a desarrollarse en la maceta pequeña.

Esto no durará mas de 4 ó 5 dias. Es crucial prestar mucha atención a esto, y evitar que la planta se asiente y empiece a desarrollarse en la maceta pequeña. Si esto ocurre tendremos problemas.

En no más de 5 ó 6 dias como máximo, llevaremos a cabo el transplante a su maceta definitiva, que deberá ser lo suficientemente grande. Recomendamos usar una maceta de al menos 7 litros en el caso de que estemos trabajando con semillas auto de 2 meses. En el caso de trabajar con autos de 3 meses, será necesario usar macetas de no menos de 10-11 litros.

-Llevado a cabo el transplante a su maceta definitiva, regaremos con 1 litro de agua con fertilizante de creciemiento y le suministraremos 20 horas de luz al dia hasta el final.

Tipos de autoflorecientes

En la actualidad existen muchos bancos de semillas de temporada que también tiene su versión autofloreciente, así que es muy larga la lista de variedades, genéticas y nombres comerciales que podemos encontrar de este tipo de semillas. Ahora bien, a la hora de hacer una diferenciación, podemos clasificarlas en semillas auto de 2 meses y semillas auto de 3 meses.

Las semillas autoflorecientes de 2 meses tiene el atractivo de la rapidez con la que nos proporcionan cosechas, por lo que son con toda seguridad las más demandadas debido a este factor. Este cualidad les confiere un atractivo extra para aquellos cultivadores que consumen mucho y se quedan rápidamente sin hierba. Es más, en el tiempo que obtenemos una cosecha de temporada obtenemos prácticamente dos con las semillas auto de 2 meses. Si eres un cultivador de esos que busca la mayor inmediatez y la mínima espera entre producciones, te recomendamos que pruebes la auto de 2 meses.

Otra opción son las semillas autoflorecientes de 3 meses. Aunque más lentas que las anteriores, el tiempo de espera extra lo veremos compensado con creces por el tamaño de sus ejemplares. Como comentabamos anteriormente, las macetas para estas semillas deberán ser mayores que para las de dos meses.

Nuestras catálogo de semillas automáticas

En Brotes Verdes te ofrecemos un amplio catálogo de semillas autoflorecientes baratas procedentes de los mejores bancos. Nuestra selección de las mejores genéticas te permitirá obtener cosechas con excelentes producciones y altos contenidos de THC. Estamos constantemente añadiendo a nuestro stock semillas automáticas baratas que bajo nuestro criterio son de altísima calidad.

En las descripción de cada semilla enumeramos de forma clara y concisa sus características para que te sirva de guia, pues somos conscientes de que cada fumador tiene unas preferencias a la hora de elegir su semilla auto. Hay fumadores que optan por darle prioridad al sabor, otros sin embargo, al tamaño y producción de la planta, otros al THC, etc...

En cualquier caso, con nuestros selectos bancos de autoflorecientes no te equivocarás. No dudes en consultarnos cualquier cuestión que no tengas clara. En Brotes Verdes las conocemos muy bien, y podremos recomendarte la que más se adapte a tus preferencias.



SEMILLAS FEMINIZADAS

Semillas de marihuana feminizadas: poco esfuerzo y muchos cogollos

El mayor avance que se ha dado en el cultivo de cannabis son la feminización de las semillas de marihuana. Con las semillas feminizadas obtendremos con toda seguridad una planta de cannabis muy productiva por cada semilla que plantemos en nuestro huerto. Cierto es, que las semillas normales tienen algunas ventajas respecto a las feminizadas, pero con estas últimas nos ahorraremos el tedioso y poco productivo trabajo de eliminar a las plantas macho, pues de no hacerlo las consecuencias serán desastrosas para nuestra producción, ya que, asistiremos a la inevitable polinización de las hembras, con lo que en vez de grandes y resinosos cogollos obtendríamos semillas, y no es lo que queremos. Esto hace que la mayoría de cultivadores utilicen este tipo de semillas, pues al final, el resultado será poco trabajo y mucha producción además de estar exentos de riesgos.

Para los cultivadores de cannabis, las plantas macho son de escasa utilidad. Por eso, estos eligen semillas de marihuana femenizadas, las cuales, al carecer de cromosomas masculinos, queda garantizado que las plantas serán hembras, y darán cogollos de gran tamaño y con resina abundante, que es lo que quiere el hortifruticultor.

Semillas feminizadas ¿ Por qué elegirlas?

Hasta hace unos años, a la hora de cultivar plantas de marihuana, los cultivadores se enfrentaban a la dificultad de tener que elegir las plantas con sexo macho al principio del periodo de floración, y eliminarlas, pues estas no sirven al propósito del cultivo. Tal tarea, necesaria, consumía muchos tiempo y recursos de los cultivadores, y en caso de demorar esta acción, las plantas macho acabarán polinizando a las hembras, y nos echarán a perder nuestra valiosa cosecha. No olvidemos, que un sola planta macho tiene la capacidad de fecundar a muchas plantas hembras, y eso desde luego, es lo último que querría que ocurriese cualquier cultivador. De ahí, que la opción de escoger semillas feminizadas para nuestras cosechas sea la más atractiva. Con estas semillas, todas nuestras plantas serán hembras, y nos evitaremos la ardua tarea de tener que estar identificando al principio del proceso de floración todos los machos y elminarlos. Además, si desde un principio, ya sabemos que todas nuestras plantas serán hembras, y no tendremos que desechar ninguna, sacaremos más partido a nuestro campo de cultivo.

Que son las semillas feminizadas?

Las semillas de marihuana de procedencia natural proceden de la fecundación de una hembra por parte de un macho. Estas, tendrán una descendencia con un número indeterminado de machos y hembras también. Podremos convenir, que aproximadamente la mitad de las plantas serán machos y tendremos que desecharlos, así que tendremos que plantar, como mínimo, el doble de plantas que necesitemos. Con las semillas feminizadas, resolvemos este problema, pues sabemos que todas las que nazcan a partir de estas serán hembras, que es lo que queremos. Este tipo de semillas se obtienen a partir de semillas regulares (naturales y normales) sometidas a un proceso químico con STS (Tiosulfato de plata).

Ventajas y desventajas

Aunque las semillas feminizadas son las más utilizadas hoy en día por los cultivadores de todo el mundo, pues permiten organizar nuestro tiempo y espacio con eficiencia, y saber desde  el principio cual va a ser el rendimiento de nuestro cultivo, también tienen sus detractores. Las semillas sin feminizar son más resistentes, y afirman muchos detractores de las feminizadas, que más productivas. En cualquier caso, las feminizadas suponen una inestimable ayuda para los pequeños cultivadores, que no pueden permitirse el lujo de después de 4 ó 5 semanas, de sexar las plantas y empezar a tener que desechar muchas de ellas. Hoy en dia, sin ninguna duda, es la opción más atractiva para todos los cultivadores.

¿Que semilla elegir?

Lo primero que te debemos recomendar en Brotes Verdes, es que utilizes semillas feminizadas procedentes de bancos de calidad. Solo en estos bancos, puedes tener la garantía, casi al 100%, de que todas tus plantas serán todas hembras. Si tienes dudas con la elección de tus semillas, no dudes en consultarnos. Disponemos de semillas de marihuana feminizadas de los mejores bancos del mundo.




SEMILLAS REGULARES

Semillas de marihuana regulares

Los mejores bancos de semillas de marihuana en tu Grow shop online especializado

La semilla, también llamada pepita o simiente, es cada uno de los elementos que forman parte del fruto y que dan origen a nuevas plantas. Cada variedad de planta, a través de la simiente contenida en los frutos que genera se perpetua en nuevos ejemplares. Existen tantas semillas distintas como plantas distintas. En Brotes Verdes somos especialistas en semillas de marihuana para el cultivo lúdico de esta planta de cannabis. Disponemos de gran variedad de genéticas proporcionadas por las más emblematicas y prestigiosas marcas del mundo, fruto de cruce de las mejores plantas de cannabis madre.

Dada la gran variedad de semillas de cannabis que existen, cada una de ellas con características propias y particulares, es posible que no sepas cual escoger. No te preocupes, para eso estamos aquí, para ayudarte en tu elección.

Consúltanos sobre los bancos de semillas de marihuana que comercializamos y te asesoraremos sin compromiso para que puedas comprar semillas de marihuana adecuadas al tipo de cosecha que esperas obtener.

Semilas de marihuana hembra y macho: Una planta de reproducción sexual

Existen plantas de maría del género macho y plantas de maría del género hembra, es decir, las plantas de marihuana tiene una reproduccion de tipo sexual.

En la naturaleza, este tipo de reproducción consiste en que las plantas de sexo macho polinizarán a las hembras. El ciclo reproductivo seguirá su curso cuando las nuevas semillas caigan al suelo, y tras su germinación, generen nuevas plantas.

En el medio natural, apenas hay plantas de marihuana silvestres en la mayoria de las geografias, debido esto, en gran medida, a las prohibiciones y restricciones que las autoridades de la mayoria de lugares legislan sobre esta planta.

De ahi la importancia de la seleccion que los bancos de semillas de marihuana llevan a cabo con las mejores variedades de todo el mundo, donde conservan y mejoran las mejores variedades de semillas de marihuana, además de crear nuevos cruces mejorados.

Otro de los grandes logros de estas marcas, no solo ha sido la mejora de las genéticas de las semillas de cannabis, sino también su potencia y alcance psicoativo, que se ha llevado a cotas de hasta el triple de contenido en THC en algunos casos.

Otro avance importante por parte de estos centros de investigación y comercialización de semillas de marihuana lo notamos a la hora de como germinar nuestras semillas de marihuana. En este sentido, el avance ha sido significativo, gracias al cual podemos adquirir en un Grow Shop semillas de de marihuana hembras, con lo cual nos evitaremos todos los problemas que presentan para el cultivo la presencia de semillas macho.

La tranquilidad que nos proporciona comprarlas y ponerlas a germinar con la garantía de que todas son hembras no tiene precio. En nuestro Grow shop encontrarás una gran variedad de estas semillas totalmente garantizadas.

Variedades de marihuana

Existen tres grandes variedades de marihuana en el mundo, la sativa, la indica y la ruderalis. A partir de estas tres variedades fundamentales, por medio de cruces y procedimientos de selección, las empresas de comercialización de semillas han ido obteniendo el resto de variedades. Dentro de estas, podemos encontrar cientos de subespecies y cruces genéticos, con el fin de mejorar las características de la planta. He aquí las principales características de las tres principales variedades de plantas de marihuana:

Cannabis Sativa

La cannabis Sativa son originarias de África, América y Asía. Son plantas alargadas con hojas finas y distancias internodales amplias. De variados sabores, activadoras a nivel psicoactivo, muy alegres.

Cannabis Indica

Las Cannabis Indicas son originarias de la zona de India y Pakistán. Se trata de plantas más bajas que las anteriores, de tamaño medio, con hojas mucho más anchas, y sabores más dulces. De experiencia relajante, inhibidoras del dolor y activas a nivel físico.

Cannabis Ruderalis

La variedad Cannabis Ruderalis, de origen en Liberia y Siberia, son las plantas más bajas. No requieren ciclo lumínico para florecer, y se usan mucho en la hibridación genética.


Tipología de las semillas de marihuana

Una de las dudas más recurrentes entre los cultivadores que se inician el mundo del cultivo es acerca de cuántos tipos de semillas existen. Existen tres tipos: las semillas de cannabis regulares, las semillas de cannabis feminizadas y las semillas de cannabis autoflorecientes.


Semillas regulares

Las semillas de variedades regulares pueden producir diferentes porcentajes de plantas macho o plantas hembras segun la temperatura a la que se germinen las semillas, si se germinan con una temperatura inferior a 20ºC produciran aproximadamente un 60% de plantas macho y un 40% de plantas hembras, si la temperatura a la hora de germinar esta entre 21 y 23 ºC aproximadmente el 70% de las plantas seran hembras.

Semillas feminizadas

Las semillas de marihuana feminizadas, como su nombre indica, son aquellas que proceden de plantas hembra exclusivamente, con lo que todas las semillas que podamos adquirir en un comercio bajo este nombre las compraremos con la certeza de que son hembras al 99%.


Semillas autoflorecientes

Las semillas autoflorecientes proceden de un cruce genético entre las Rudelaris con Indica y Sativa. Gracias a esta genética, la Ruderalis florece de forma automática cuando la planta llega a cierta edad, sin tener que ajustar ciclos lumínicos para floración. Son las semillas denominadas automáticas.
En Brotes Verdes tenemos todas las variedades de semillas de marihuana online, desde las que se cultivan por ocio hasta las semillas medicinales que ayudan y alivian en procesos dolorosos,

Como germinar semillas de marihuana: Ciclo de humedad

Es habitual, al menos al principio, cuando empezamos a coquetear con el cultivo de cannabis, tener problemas al germinar nuestras semillas, a pesar de ser estas de una calidad avalada los mejores bancos de semillas. Os damos algunos tips acerca de como germinar las semillas de marihuana para los que estais empezando en el cultivo de cannabis. Después, cada uno ya ireis adquiriendo vuestra técnica y trucos propios, pero al principio, estos pequeños consejos pueden seros de gran utilidad.

Puesto que la fase inicial del cultivo de cannabis es la germinación de las semillas de maría, vamos a ver el proceso de germinación, algo bien conocido por los aficionados al cultivo de cannabis.

Habitualmente, este pasa por poner nuestras semillas de maría entre algodones o servilletas previamente humedecidos. A partír de ahí, solo falta esperar la germinación, cuyo primer indicio será la raíz que asomará por la semilla en unos pocos días. A pesar de ser un proceso sencillo y simple, muchos cultivadores no lo consiguen realizar con éxito, achacando el fracaso a la calidad de las semillas. El problema, en estos casos, suele estar en el ciclo de humedad. Las semillas de marihuana necesitan una humedad constante para su germinación. Si el algodón o servilleta de papel que utilizamos en la geminación se seca, lo habremos estropeado. aunque luego añadamos agua, ya no servirá, pues habremos interrumpido el ciclo de humedad, y la semilla quedará inservible. Si tienes problemas para germinar tus semillas en Brotes Verdes te asesoramos para que empieces con éxito tu primer cultivo.


En Brotes Verdes puedes comprar semillas de marihuana con un garantía de germinación cercana al 100%. Nuestra marcas, de calidad reconocida a nivel internacional, son de por si una garantía. Trabajamos con los mejores bancos y marcas de semillas como seeds, autodinafem, Family Ganjah, sagarmatha y genehtik. Cuando sale un nuevo banco de semillas al mercado lo evaluamos, y si cumple los requisitos de calidad, lo incorporamos a nuestro catálogo.